¿En que consiste un blanqueamiento dental?

Posicionamiento dental

¿En qué consiste un blanqueamiento dental? La boca es lo primero que observamos cuando conocemos a una persona y una dentición en mal estado a menudo provoca rechazo y dificulta las relaciones sociales. Aunque no es solo una cuestión de estética, la imagen de una boca sana produce una impresión favorable entre las personas de nuestro entorno y contribuye notablemente en el refuerzo de nuestra propia autoestima. Quizás por estos motivos, uno de los tratamientos odontológicos más demandados en la actualidad sean los blanqueamientos dentales.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es una técnica odontológica que tiene como objetivo eliminar las manchas externas y modificar el tono amarillento de los dientes para devolverles su color natural.

¿Qué causa la decoloración y las manchas en los dientes?

La decoloración y las manchas en los dientes se producen debido a que las partículas orgánicas de los alimentos y bebidas que ingerimos se introducen en la dentina a través de los poros del esmalte. Las causas que provocan esta decoloración pueden ser muy variadas:

  • La genética y el desgaste natural de la edad
  • Los malos hábitos de higiene oral
  • El consumo de cierto tipo de medicamentos como tetraciclina, flúor, hierro…
  • El consumo de alimentos como el café, té, vino tinto, comidas con colorantes artificiales, gaseosas…
  • El consumo de tabaco

Unos hábitos alimentarios saludables, una correcta higiene bucal, una limpieza dental cada seis meses, el uso de enjuagues bucales y dentífricos con efecto blanqueador, pueden contribuir a que el color natural de los dientes se mantenga durante mucho más tiempo.

Procedimiento del tratamiento

Para el tratamiento de blanqueamiento de los dientes se usa un gel cuyo principio activo es el peróxido de carbamida o el peróxido de hidrógeno en diferentes concentraciones. Estos compuestos actúan como agentes blanqueadores ya que liberan átomos de oxígeno que penetran en la dentina y descomponen los compuestos orgánicos en partículas más simples e incoloras.

Tipos de tratamientos

Existen diferentes tipos de procedimientos para realizar el blanqueamiento de los dientes. En todos ellos es necesario una valoración previa; el odontólogo deberá comprobar el buen estado de las encías y de la dentadura, de lo contrario, no sería posible iniciar el tratamiento.

  • Tratamiento en clínica: Para el tratamiento en clínica se usa una técnica conocida como blanqueamiento por fotoactivación. En este procedimiento, el uso de los agentes blanqueadores en combinación con una luz LED permite acelerar el proceso del blanqueamiento. Se trata de un tratamiento rápido y efectivo; con una sola sesión de 45 minutos se obtienen unos resultados óptimos ya que, incluso después de haber finalizado la exposición a la luz LED, el efecto de las moléculas de oxígeno continúa. Generalmente se logra un aclarado de dos tonos con respecto al color inicial.
  • Tratamiento en casa: Para esta técnica se confeccionan unas férulas dentales de la boca del paciente. Esté debe introducir el gel blanqueador en su interior y colocarla en la arcada dental durante un mínimo de dos horas diarias. La duración del tratamiento suele ser aproximadamente de dos semanas. Este procedimiento siempre hay que realizarlo bajo la prescripción y supervisión de un odontólogo colegiado.
  • Tratamiento combinado: Como su propio nombre indica, este tratamiento combina el blanqueamiento con LED y el blanqueamiento en casa. Con esta técnica se consigue potenciar los beneficios que aportan cada una de estas dos técnicas por separado.

¿Cuando no es recomendable someterse a un blanqueamiento?

No siempre que se produce un oscurecimiento de los dientes es necesario recurrir a este tipo de tratamiento. Cuando las manchas externas de los dientes son ocasionadas por bacterias, por los pigmentos contenidos en los alimentos y bebidas o por el consumo de tabaco, se pueden eliminar fácilmente con una limpieza dental y con el cepillado después de cada comida. En definitiva, estas manchas no supondrán un gran problema si se mantienen buenos hábitos de higiene oral.

También está contraindicado en caso de padecer sensibilidad dental, una enfermedad periodontal, caries y la fractura de alguna pieza dental.

Posibles efectos secundarios

Un blanqueamiento, ya sea en clínica o en el domicilio, puede provocar efectos secundarios de carácter leve y temporal. Los más frecuentes son:

  • Sensibilidad dental: Tras la aplicación del gel y mientras dure el tratamiento, puede producirse sensibilidad dental ocasionada por los efectos de los agentes blanqueadores en el interior de la dentina. Esta sensibilidad suele ser momentánea y se soluciona de forma espontánea, sólo ocasionalmente es necesario modificar las pautas del tratamiento o usar colutorios y dentífricos para hacerla desaparecer.
  • Tejidos blandos sensibles
  • Manchas de color blanquecino en las encías

Los efectos secundarios suelen desaparecer a los pocos días, en caso de que los síntomas persistan se debe realizar una consulta urgente con el odontólogo.