Implantes

Los implantes pueden mejorar su calidad de vida. Estos reemplazos artificiales de piezas dentales, tienen un aspecto natural y armónico.

Se colocan en los maxilares de manera que el implante quede firmemente asegurado. Este tratamiento se denomina oseointegración, un proceso natural por el cual el hueso y el implante se unen. Después de la colocación del implante, el paciente podrá llevar los mismos hábitos de higiene y de vida, como si tuviera una dentadura natural.

Los implantes se pueden realizar a cualquier edad, siempre y cuando la calidad y cantidad del hueso receptor sea la adecuada.

Los implantes pueden solucionar los siguientes problemas:

  • Pérdida de uno o más dientes.
  • Posibilidad de pérdida de una prótesis fija, cuando uno de los dientes naturales se debilita.
  • Cambios poco atractivos del aspecto facial.
  • Falta de confianza al hablar o al reir.
  • Dificultad para masticar ciertas comidas.
  • Dentadura artificial suelta o parcial.